Etiqueta

Aquella tarde dorada

    Libros

    AQUELLOS LIBROS VOLADORES

    Julia me mira pasar. La veo apoyada en la fachada del Palacio Bauer con sus apuntes en la mano. Julia es aquella estudiante que tuvo que vestirse de hombre en el sRSCN9987iglo XIX para poder ir a la Universidad Central, donde estudiaron ilustres como Pérez Galdós o Unamuno. En el madrileño barrio de Malasaña la conocemos como la chica de la calle del Pez y podríamos confundirla con una atractiva paseante más olvidando su pose de bronce.

    No es casualidad que esté allí. La calle del Pez era calle de estudiantes y librerías como la desaparecida La Cervantina. Ahora Cervantes y compañía abre sus puertas en el número 27 con algo más que libros, con esa valentía quijotesca que resulta vender libros en el siglo XXI. Julia esto no lo entiende…

    Suena jazz en un vinilo mientras recorremos la librería. En una de las mesas encuentro el libro que buscaba/esperaba Aquella tarde dorada (Libros del Asteroide) del recomendable escritor estadounidense Peter Cameron, pero no me resisto a curiosear otros títulos en las estanterías. En todas. En el espacio de Cervantes y amiguetes Alicia celebra su 150 aniversario en el país de las maravillas junto a los cuentos de Ana María Matute reeditados por Destino. Como la curiosa Alicia sigo la indicación del cartel, El sótano de Cervantes, y desciendo. Una bandada de libros voladores nos recibe abriéndose a varios escondites donde disfrutar de un rato de lectura, una presentación, un vino, un café o una exposición.DSCN9824

    Sigue sonando la música mientras salgo de la librería. Al despedirme de Julia pienso que a ella le gustarían tanto como a mí los manuscritos de Mary Ann Clark Bremer ahora recopilados bajo el título Cuando asedien tu faz cuarenta inviernos (Periférica). Y le gustaría también el libro que me llevaré en mi próxima visita a esta librería: París era mujer de Andrea Weiss (Egales) un ensayo sobre unas mujeres y una época que cambiaron París.

    Libros y pequeños regalos para amantes de los libros nos esperan en la calle Pez de Madrid.

    Haz caso a Peter Cameron que en Aquella tarde dorada nos recomienda: “Es importante comprar objetos bonitos cuando uno es feliz”. 

    Virginia Pizarro, texto y fotos.

    “El que lee mucho y anda mucho, ve mucho y sabe mucho”. Miguel de Cervantes