DESTINOS DE PELÍCULA

NAVIDADES EN EL MAR

La bahía de Altea es mi lugar de descanso y vida. Sí, ya sé, París también. Pero mi casa, mi familia, mi perra, mis niñas o mi agua salada está en esta tierra. La playa del Albir, con sus característicos cantos rodados que suenan cuando llegan las olas, el camino del faro por el parque natural de Sierra Helada, el paseo hasta Altea al borde del mar, el peñón a lo lejos, las rocas, los barcos, el azul del mediterráneo, el café de mi madre, Elsa y Olivia jugando en el parque, mis primas, el sofá para leer, el Goa donde tomarme un Aperol, el kiosco de prensa y libros de Cristobal, la terraza, la piscina, el mar… Hummmm… muchas cosas hacen especial este lugar. La deliciosa película de Juan Luis Iborra “Tiempos de azúcar” fue rodada en estos escenarios de cine. Desde aquí escribo mis colaboraciones para prensa, acabo la novela, respiro y preparo el nuevo año. Haremos que sea especial.
img_1336

dscn0388

You Might Also Like