Libros

Lecturas de estos días

Empiezo a leer, por recomendación de Marta Rivera de la Cruz, «Instrucciones para una ola de calor» de Maggie O’Farrel. Promete misterio y familia a ritmo de thriller. Bien.

He cerrado con gusto y muy buen sabor de boca el último de Peter Cameron, «Coral Glynn». Lo he devorado. Me fascinó «Algún día este dolor te será útil», muy recomendable.

Me regaló otra Marta, Marta Fernández, «El abrigo de Proust» y lo dejé aparcado. Error mío. Se nota que me conoce bien. Me ha encantado. Es de Lorenza Foschini. Fascinante. Una obsesión literaria.

Os iré contando qué leo y si me gusta o no me gusta. Ayer mismo, mientras compraba el de Maggie me di cuenta del poder que tienen los libreros. El de la Casa del Libro de calle Fuencarral (Madrid), a petición de unas señoras, les estaba destripando todas las novedades con un «me gusta/no me gusta» y disimulé que leía contraportadas para escucharle bien. Ellas escuchaban atentas y, supongo -me fui antes de que hiciera un repaso por todos los autores-, compraron el libro/libros que él les recomendó. Así que desde aquí un beso gigante a todos los libreros. No sabéis el poder de vuestras palabras. ¡Dios mío!

En verano leí mucho y acerté poco. Como todos hablaban de él, fui directo a comprar (no tengo libro electrónico) el tocho de Joël Dicker, «La verdad sobre el caso Harry Quebert». Entretenido pero como diría Lorenzo Silva «it’s not my cup of tea». Me recuerda al fenómeno de El Código da Vinci. No puedo decir que no sea entretenido, sería mentirme.

Sigo con la lectura de «Instrucciones…

 

You Might Also Like