Libros

Gracias

Gracias a todos los que estuvisteis en la primera firma de «Una tienda en París». No pudo ser más emocionante compartir con vosotros la novela cara a cara. Así que GRACIAS, GRACIAS y GRACIAS. Gracias por estar, por vuestras palabras, por la galleta gigante que llegó al final… por todo y a todos.

Había desayunado dos veces. Una por mí, en casa, y otra por vosotros, en la calle; así que llegué a la firma lleno de energía y con ganas de saber qué sensación os da la novela. Ya he visto que es buena, que os ilusiona París, que os atrae el fondo de la historia y, sobre todo, la posibilidad de volar. Volar como Teresa, la protagonista. Volar como Alice, la inspiración. Tenía ganas de dar abrazos, hacerme fotos y besarme con todos en plan orgía literaria, al fin y al cabo la época de Alice Humbert era un poco «salvaje» y de amor a quemarropa. ¿Por qué perderse un beso?

Ahora cuento las horas para la próxima firma. Ayer mismo me dijeron en la editorial que nos vamos a Barcelona el 26 de octubre, que vuelo a Bilbao, a Málaga, a Marbella… ¡Iré contando!

 

You Might Also Like