20MINUTOS

Ese líquido rojo

A mí los niños que dan por saco en las piscinas no me molestan, aunque te fastidien la siesta o se lancen en bomba por el lado en el que precisamente estás tú leyendo plácidamente un libro. Aunque te lo mojen, te pongan las gafas perdidas y te calen, no me incomodan. No, nada de importunar. Ni me cargan su chillidos, ni me exaspera el padre que se aburre al otro lado del césped ajeno al barullo de sus criaturas. No. Es ficción. Es cosa de mi imaginación. Total, son niños. Eso sí. Cada verano deseo que se haga realidad aquel bulo de que si te meabas, salía una mancha en el agua. Es justo y necesario, es nuestro deber y salvación. Queridos inventores, tanta batamanta y tanto baticao, y aún no habéis creado lo más importante: el cazapipis. Os lo suplico, inventadlo ya. Idead alguna pócima que añadir al cloro para descubrir a meones piscineros. SIGUE AQUÍ

You Might Also Like