20MINUTOS

CONSEJOS DEL MAR

Pocas cosas hay tan maravillosas como pararse frente a las olas, al horizonte, y… dejarse llevar. O nadar. O saltar. O bucear. O pensar. O, incontestable, no hacer nada. Na-da. Eso es muchas veces lo mejor. Pero, qué pasa cuando no tenemos playa a la vista y sólo nos enfrentamos a un periódico en el metro, un café con leche en una terraza o una cola en una sala de espera de insufribles luces halógenas.

Hay una antología de frases empalagosas que circulan por internet, de las que acompañan subrayando atardeceres exagerados, gatitos mimosos de ojos grandes y campos de amapolas más rojos de lo normal. Algunas, si lo pretendes, te sirven en esos momentos ansiolíticos. Psicología de todo a cien, dicen algunos. ¿Y si lo fuera?

No seré yo quien sacuda las tablas de salvación en las que otros se refugian. Más de una vez esas frases motivadoras, esos aforismos desacreditados por cursis, son criticados. Y puede que lo sean: afectados. Sin embargo, esa conmiseración a quien los utiliza resulta irritante.  Recordemos, “una palabra tuya bastará para sanarme”. La palabra cura. Que cada uno elija su tirita acorde a su herida y su sangrado. No me vengan con condescendencia presumida.

Manuel Velasco, amigo, me abrazó como nos abrazamos en el siglo XXI, mediante un mensaje escrito. Eran días de tormentas y los cuerpos se vuelven vulnerables a los roces. Más aún a los roces de las corazas. Abrí la pantalla del móvil y me tropecé con un surtido de frases que encajaban bien con la emoción quebrada.  Que cada cual elija. Quiero compartirlo aquí, con los que me leen, y así quiero que quede: Impreso.

“1.- No seas extremadamente bueno. Nadie espera tu canonización.

2.- No des tantas explicaciones. Tus amigos no las necesitan y tus enemigos no las van a entender.

3.- Permítete el lujo de estar enfadado, decepcionado con algunas personas.

4.- No te emparanoies tanto. En realidad no pasa todo lo malo que imaginas.

5.- Desaparece una temporada. Aunque sea mentalmente.

6.- Sé más pícaro.

7.- Haz caso a tu intuición. 

8.- Confía en quien sabes que sí y desconfía de quien sabes que no.

9.- Nadie te ha pedido que seas perfecto.

10.- Sé tu mejor amigo.”

No sé. Pensé que valía la pena darlo a conocer en esta columna, si es que no anda por ahí ya dando vueltas por internet. Aunque sólo sea porque es de un amigo, que demuestra sensibilidad, de la que necesitamos. No soy yo de los que se ponen camisetas con mensajes, ni de los que pegan imanes con aforismos en la nevera. Tampoco estoy en contra. Aquí dejo hoy estos diez de un amigo a modo de tirita: los consejos que da el mar cuando lo miras.

COLUMNA PUBLICADA EN 20MINUTOS

You Might Also Like